Orden de la Liberacíon Menu

París

Cita

"Capital fiel a ella misma y a Francia, ha manifestado, bajo la ocupación y la opresión enemigas, a pesar de las voces de abandono y traición, su resolución inquebrantable de combatir y vencer. Por su coraje en presencia del invasor y por la energía indomable con la que soportó las pruebas más crueles, ha merecido permanecer como ejemplo para toda la Nación. El 19 de agosto, conjugando sus esfuerzos con los de los ejércitos aliados y franceses, se levantó para expulsar al enemigo mediante una serie de gloriosos combates iniciados en el corazón de la ciudad y que se extendieron rápidamente a todos los puntos de la misma. A pesar de las graves pérdidas sufridas por las Fuerzas Francesas del Interior reclutadas en su seno, se liberó por su propio esfuerzo y después, unida a la avanzadilla del Ejército francés venida en su apoyo, el 25 de agosto, acorraló a los alemanes en sus últimas trincheras y les hizo capitular."

(París, Compañera de la Liberación por decreto del 24 de marzo de 1945)

Historia

El 10 de junio de 1940, el Gobierno de Paul Reynaud deja París para ir a Tours y posteriormente a Burdeos. El 12, la capital se declara "ciudad abierta" y el 14 las tropas alemanas, entre un silencio de muerte, desfilan como vencedores por los Campos Elíseos.

El aparato de ocupación alemán ocupa su lugar rápidamente y la cruz gamada flamea desde ese momento en todos los edificios públicos, ampliamente ocupados por las tropas y la administración del ocupante.

Al igual que en otros sitios, en primer lugar es a través de reacciones intelectuales como se manifiesta, en París, la voluntad de resistir. En el mes de agosto aparecen los Conseils à l'occupé de Jean Texcier, primer texto clandestino escrito como reacción a la ocupación y difundido desde una librería parisina. En octubre de 1940 aparece el primer número de una hoja clandestina de información, Pantagruel, redactada por un impresor y editor parisino, Raymond Deiss. A mediados de noviembre de 1940, Christian Pineau en colaboración con nueve sindicalistas de la CGT y tres de la CFTC publica un manifiesto que rechaza las distinciones basadas en la raza, el nacimiento, la religión, las opiniones o el dinero que se tiene, algunas semanas después de que aparezca el primer número del periódico Libération del cual garantiza, por sus propios medios, la aparición semanal regular.

La primera expresión colectiva de resistencia en pleno día es la manifestación de estudiantes del 11 de noviembre de 1940, en la plaza de l'Etoile. Los alemanes disparan sobre la multitud y detienen a un centenar de manifestantes. Muy pronto, se pegan los primeros avisos de ejecución en las paredes de la capital, como el de Jacques Bonsergent, fusilado el 28 de diciembre de 1940.

Algunos días antes había salido el primer número de Résistance, editado clandestinamente por la red del Museo del Hombre con Boris Vildé y Anatole Lewitsky a la cabeza, así como los primeros números de Valmy. En la misma época nace, bajo la dirección de Jacques Arthuys, el movimiento OCM (Organisation Civile et Militaire) y, a iniciativa de Maurice Ripoche, el movimiento "Ceux de la Libération" (CDLL) que recluta en el medio de las Fuerzas Aéreas y empieza por desarrollar actividades de servicios secretos.

  Los alemanes en la calle de RivoliLos alemanes en la calle de Rivoli

Sin embargo, a principios del año 1941, la red del Museo del Hombre es desarticulada. La represión se intensifica, así como la determinación de la resistencia parisina. El 14 de julio, una manifestación patriótica, en la plaza de la République, se salda con el arresto de 1.500 personas. El 21 de agosto, Pierre George, alias Fabien, abate al aspirante Möser en el metro de Barbès. Una semana después, los alemanes fusilan a 18 resistentes en el Mont Valérien, en Suresnes, entre los cuales se encuentra el teniente d'Estienne d'Orves y sus compañeros Emile Barlier y Jan Doornik.

En diciembre de 1941, el toque de queda en la capital se fija a las seis de la tarde, las cárceles se llenan de rehenes y patriotas; el 15, Gabriel Péri es fusilado.

En 1942, las condiciones de vida de los parisinos se deterioran. En marzo, los bombardeos de la Royal Air Force sobre las fábricas Renault de Boulogne-Billancourt acaban con 350 muertos y 500 heridos. El 27 de marzo, el primer convoy de deportados judíos arrestados en París y en la región parisina parte de Compiègne hacia Auschwitz.

Los atentados, seguidos por la ejecución de rehenes, se multiplican. Los "5 del Instituto Buffon", miembros del movimiento de los Francs-Tireurs et Partisans Français (FTPF) y responsables de dos atentados contra oficiales alemanes, son detenidos por la policía francesa en junio de 1942. Entregados al ocupante, son condenados a muerte y ejecutados un año después.

El 16 y el 17 de julio de 1942, la persecución antisemita alcanza su cumbre con la redada del Vel' d'Hiv', llevada a cabo por la policía francesa: más de 13.000 Judíos extranjeros, entre ellos 4.000 niños, son arrestados en sus casas, llevados al Vélodrome d'Hiver antes de ser deportados hacia los campos de exterminio de Polonia.

A lo largo del año 1943, la organización de la resistencia parisina progresa gracias, especialmente, a las misiones de los agentes de la France Libre, como Pierre Brossolette y el Coronel Passy, venidos de Londres para establecer contactos más estrechos entre la resistencia interior y la exterior.

Es igualmente en París, calle du Four, donde, el 27 de mayo de 1943, el Conseil National de la Résistance (CNR) se reúne por primera vez, bajo la presidencia de Jean Moulin. Formado por representantes de los movimientos más importantes de la resistencia de las dos zonas y por representantes políticos y sindicales, el Consejo demuestra los progresos de una unión y de una cohesión cada vez más reales en la Resistencia francesa.

Mientras los bombardeos aliados se van sucediendo a lo largo de todo el año 1943, la población entrevé poco a poco su liberación. Las acciones violentas contra el ocupante se multiplican: en abril, un grupo ataca con granadas a un pelotón enemigo; en mayo, en el Odéon, un hotel ocupado por alemanes es atacado; en junio, un coronel de la Wehrmacht es abatido en el boulevard des Italiens; en julio, un grupo de las S.S. es atacado con granadas en los Campos Elíseos; en septiembre, el oficial de las S.S. Julius Ritter, encargado de expedir 500.000 franceses a Alemania a título del Service du Travail Obligatoire, es ejecutado en una esquina de la calle Pétrarque.

El inicio del año 1944 está marcado por una intensificación de los bombardeos sobre la capital. La represión prosigue y, en febrero, los FTP-MOI del "Groupe Manouchian" son ejecutados. El 22 de marzo, Pierre Brossolette se suicida en la sede de la Gestapo en la avenida Foch.

Pero muy pronto se crean las Fuerzas Francesas del Interior de la Isla de Francia, que reúnen las fuerzas armadas de distintos movimientos, y se ponen a las órdenes del coronel Rol-Tanguy.

Con la llegada del verano, empeoran las condiciones de vida: hambre, mortalidad infantil, cortes casi generales de gas y electricidad y un pronunciado aumento del paro, son el sino de los parisinos.

El avance de los aliados en Normandía da muy pronto la señal de la insurrección y, el 10 de agosto estallan las huelgas en las administraciones parisinas (primero los ferroviarios, después la Gendarmería el día 13 y la Policía, el 15). El 18 de agosto por la mañana empiezan la huelga general y las primeras ocupaciones de fábricas mientras los primeros presos de la cárcel de la Santé son liberados. Ese mismo día, el coronel Rol-Tanguy, líder de las FFI de la Isla de Francia, con el acuerdo del Comité Parisien de Libération (CPL), hace colgar la orden de movilización general de los parisinos. Al día siguiente, empiezan a aparecer barricadas en todos los barrios.

Barricadas en la París insurrectaBarricadas en la París insurrecta
 

Ese mismo día, la Prefectura de Policía es tomada y las escaramuzas entre fuerzas francesas y alemanas se multiplican en las afueras y en diversos barrios, que son conquistados por los insurgentes. Los servicios de policía alemanes hacen las maletas uno detrás de otro, sin olvidarse de ejecutar, a toda prisa, por última vez, a prisioneros y resistentes. Sin olvidarse, tampoco, de fletar algunos últimos trenes de deportados hacia los campos.

El 20 de agosto, el Estado mayor de las FFI se instala en su puesto de mando subterráneo de la plaza Denfert-Rochereau, bajo el León de Belfort. Por su lado, la mayoría de los secretarios generales designados por Alexandre Parodi, Delegado General del Gobierno Provisional de la República francesa, toman posesión de sus ministerios.

Al mismo tiempo, Leclerc se encuentra cerca de Argentan, mientras que el General de Gaulle, que la antevíspera había regresado de Canadá, se reúne en Mans con el General Eisenhower y le convence para que la 2ª División Blindada marche sobre París.

El 21 de agosto, los periódicos, antes clandestinos, se ponen a la venta pública, mientras los alemanes refuerzan sus posiciones, resistiendo con firmeza en las Tuileries, Rivoli, los muelles, la Escuela Militar, el cuartel de Prince Eugène en la République y Luxembourg. Por su lado, el corazón de París, la Cité y el Hôtel de Ville permanecen en manos de las fuerzas francesas. Al día siguiente, 22 de agosto, el general Bradley da a Leclerc la orden de dirigir su División hacia la capital, donde se cierne la amenaza terrible de la destrucción total de la ciudad que ha ordenado Hitler al comandante militar alemán, el general von Choltitz. Éste, convencido por el Cónsul de Suecia Raoul Nordling de que París debe ser respetada, negocia con él una corta tregua, rechazada por los combatientes de la Resistencia.

En la capital, todo el mundo sabe ahora que la 2ª DB y los aliados se encuentran a las puertas de la ciudad. "Aguantad. Ya llegamos", es el mensaje que Leclerc dirige a las FFI que resisten en la Prefectura de la Policía el 24 de agosto. Hacia las 19 horas, Leclerc llega a la Croix-de-Berny y designa a la Compañía de Carros del Capitán Dronne para que parta como avanzadilla hacia París. Son exactamente las 21 horas 22 en la esfera del gran reloj cuando la columna se detiene en la plaza de l'Hôtel de Ville, donde se hallan reunidos los Estados Mayores del Conseil national de la Résistance y del Comité parisien de Libération. Dronne es recibido por Georges Bidault, Joseph Laniel, Georges Marrane, Daniel Meyer y muchos otros. Un minuto infinitamente conmovedor el de este encuentro entre los combatientes de la Francia Libre y los resistentes parisinos. Las campanas de las iglesias pueden sonar por todo lo alto para anunciar la entrada de los aliados en la ciudad.

Al día siguiente, el General Leclerc, acompañado por el Delegado militar nacional, Jacques Chaban-Delmas, hace su entrada en la capital, donde muy pronto un destacamento de la 2ª DB toma al asalto el Hôtel Meurice, sede del mando militar alemán. Von Choltitz se rinde y, tras ser llevado a la Prefectura de Policía, firma, junto a Leclerc y Rol-Tanguy, el acuerdo de rendición de las tropas alemanas. Por la tarde, de Gaulle, acompañado por un modesto séquito, entra a su vez en París, en medio de una multitud presa del entusiasmo y se dirige al punto de mando de Leclerc en Montparnasse, donde se le notifica el acto de capitulación.

El descenso por los Campos Elíseos, 26 de agosto de 1944
El descenso por los Campos Elíseos, 26 de agosto de 1944

Esa noche del 25 de agosto, tras haberse reencontrado con las oficinas del Ministerio de Guerra, calle Saint-Dominique, elegidos como sede de la Presidencia del Gobierno, y tras haber inspeccionado la policía parisina, el General de Gaulle se dirige, en medio de indescriptibles aclamaciones, al Hôtel de Ville, donde le esperan el Comité Parisien de Libération y el Conseil National de la Résistance. Allí rinde homenaje, en una alocución cargada de una gran emoción, a la capital de Francia:

"¡París ultrajada! ¡París destrozada! ¡París martirizada! Pero París ha sido liberada, liberada por ella misma, liberada por su pueblo, con la colaboración de los ejércitos de Francia, con el apoyo y la colaboración de toda Francia, de una Francia que lucha, de la única Francia, de la verdadera Francia, de la Francia eterna".

En el mismo momento en que caen los últimos puntos que conservaba el enemigo, la batalla de París finaliza. Las fuerzas parisinas deploran más de 900 muertos y 3.500 heridos, pero 3.500 alemanes se entregan a las Fuerzas Francesas del Interior y a los soldados de la 2º DB. El mundo libre puede celebrar esta liberación, que anuncia el hundimiento, ahora ineludible, de la Alemania nazi.

Al día siguiente, el 26 de agosto, el jefe del Gobierno provisional, rodeado por los miembros del CNR, del CPL, de los Generales Juin, Koenig, Valin y Leclerc, del Almirante Thierry d'Argenlieu, de Jacques Chaban-Delmas y de los Prefectos Flouret y Luizet, desciende por los Campos Elíseos entre un increíble fervor popular.

 

Entrega de la Cruz de la Liberación a la ciudad de París

Plaza de la Concorde, el General sube a un coche que le llevará hasta el Hôtel de Ville, para luego dirigirse a la plaza de Notre-Dame, donde se oye un disparo, lo que creará el pánico general en la plaza. En la entrada a la catedral, se oyen disparos de nuevo, esta vez en el interior, que hacen que la gente se agache, mientras el General de Gaulle ocupa tranquilamente su lugar en la cruz del transepto, antes de que se eleve el Magnificat. Abreviando la ceremonia, el General se dirige a continuación hacia la sede de la Presidencia del Gobierno, en la calle Saint-Dominique.

El 24 de marzo de 1945, París es declarada Compañera de la Liberación.

"A la Liberación de París, en realidad, no le faltó nada de lo que necesitaba para que fuera digna de Francia" declara el general de Gaulle, el 2 de abril de 1945, al entregar a la ciudad de París la Cruz de la Liberación.

Imprimir